Subversión feminista de la economía

Enviado por aarquivista, dom, 2016-08-28 08:48


Madrid

"El sentido de estas páginas es en plural: intentan recoger inteligencia
colectiva y aportar a procesos comunes de lucha. Pero
detrás del hilo de palabras, que es este preciso y no otro posible,
hay una vida sostenida, un bien-estar encarnado. Lo que hay en
singular se lo deben estas páginas, con diversa intensidad y de
distintas formas, a mucha gente. Ojalá os sintáis reconocidas, de
alguna manera presentes y vivas."

{de la introducción del libro}

 

"Afrontar el tránsito desde la sostenibilidad de la vida
Estas páginas surgen del desasosiego y la inquietud. Vivimos una crisis sistémica
que implica la degradación generalizada de las condiciones de vida y
la multiplicación de las desigualdades sociales. Se reinventa y/o refuerza el
control heteropatriarcal y capitalista sobre nuestros cuerpos y nuestras vidas.
Frente a todo ello proliferan gritos de protesta. ¿Qué signifi can y a dónde nos
conducen? A raíz de las movilizaciones en defensa de lo público a comienzos
de 2013, nos preguntábamos: «¿Creíamos que teníamos todo controlado y queremos
volver a tenerlo? No queremos vivir en carne propia esos problemas
que eran de lxs pobres, lxs migrantes, lxs otrxs.1 La pesadilla de la clase media
se conjura diciendo: virgencita, virgencita, que me quede como estoy…, o como
estaba» (Haizea M. Álvarez, Sara L.F. y Amaia Orozco, 2013). El desánimo generalizado
puede encorsetar nuestros sueños en una mera defensa de lo que
teníamos en el momento del estallido fi nanciero, rodeando de una aureola de
paraíso perdido ese pasado reciente y negando lo que de profundamente injusto
e insostenible había ya. Quizá la cuestión sea escapar de esa disyuntiva entre
la invocación de lo que hubo y lo peor posible. Ni normalizar un nuevo mal

vivir generalizado y basado en opresiones renovadas ni defender unos pasados
bienestares fi cticios y desiguales; bien al contrario, dar un salto e imaginar otros
mundos posibles." (...)


2014



Relacionados



 

Compartilhe na rede

Comentários

Adicionar Comentário

Se logue ou se registre para poder enviar comentários